Como empezar a dirigir una partida de rol

Como dirigir partidas de rol

DM, Director de juego o simplemente Master. Este puesto recibe diferentes nombres pero, el manto de amo del calabozo lo puede tomar cualquiera. Por eso hoy Ludoteca Virtual trae para ti la primera parte de una guía que te ayudará a dar tus primeros pasos para volverte un excelente DM.

Muchas veces lo más difícil es comenzar. Con tanta información que puedes encontrar por allí puede resultar abrumador pero, en esta guía iremos por partes y con calma. 

Si ya leíste nuestra entrada como empezar a jugar juegos de rol puede alguno de los juegos que allí mencionamos te llamaran la atención o bien, puede que ya tengas en mente que es lo que quieres jugar en específico. 
En cualquiera de los dos casos, te mostraremos en forma general una serie de pasos que puedes seguir para preparar tu primera partida de rol, seguido de unos consejos prácticos que puedes ir tomando en cuenta.

Paso 1: Conoce bien el juego de rol que elegiste 

Como empezar a ser DM


Antes siquiera de pensar con quienes vas a jugar, toma el manual del juego que elegiste y comienza por leerlo. 

Ya sé lo que estarás pensando, hay manuales bastante gruesos incluso, juegos hay juegos como Dungueons and Dragons que tiene 3 manuales básicos. Suena a  un camino muy largo para llegar por fin a tu primera partida pero, si bien es recomendable que leas todo el manual por lo menos una vez puedes ahorrarte tiempo. 

Lee la introducción al juego y presta mucha atención a la parte que habla de las mecánicas del mismo. Esto es lo que más necesitarás durante cada partida. 
Aprende las reglas básicas y familiarízate con la forma en la que se crean los personajes. Eventualmente saldrán reglas más específicas que requerirán una consulta al manual pero, si conoces tu o tus libros, sabrás donde buscar sin entorpecer la partida. 

Puede que a la primera no domines tal cual las reglas y es normal, es muy diferente ver como funcionan las cocas en un ejemplo a cuando las aplicas en una mesa de juego. Los manuales por lo general alientan a los directores de juego a que las reglas pueden modificarse, puede que una regla en especial resulte complicada o confusa para ti o para tus jugadores y puedes idear una forma justa de acomodar esta regla para ustedes. 

Con este método puedes saltarte algunas partes que son de ambientación, las partidas ya generadas, descripciones de magia o poderes especiales, aunque si te recomendamos que te leas a detalle la sección que te explica como funciona la mágica o los poderes especiales en este mundo, ya que suelen tener reglas a parte y es algo que tus jugadores seguro querrán usar mucho.
También en muchos manuales viene incluido el bestiario, páginas y páginas con criaturas a las que se enfrentarán los personajes. Esta parte es muy interesante pero a primera instancia ni te conviene leerla entera y  mucho menos memorizarla. Conforme los necesites puedes tomar su bloque de características y usarlos en tus partidas aunque posteriormente, cuando escribas tus propias aventuras estos bestiarios serán una herramienta fantástica. 

Paso 2: Prepara una partida de tu juego de rol favorito 

que se necesita para preparar una partida de rol


Muchos manuales cuentan con aventuras predefinidas ideales para tu tu primera vez jugando juegos de rol. Dales una repasada y elige la que más te guste. En ocasiones suelen venir solo 2 aventuras, una que se resuelve en una sesión y otra más larga que te puede servir como campaña. Una vez que domines las mecánicas del juego de rol que elegiste, podrás crear tus propias aventuras. 

Ya que sepas todo lo que pasará en la partida prepara los personajes no jugadores (NPC o PNJ)
que vas a interpretar y darán información a los jugadores.  En muchos módulos vienen indicaciones de como puedes interpretar a dichos personajes y esto es importante porque estimula el roleo.

Toma notas si lo crees necesario para tener a la mano eventos cruciales durante la historia o datos que son muy importantes para la trama. Algún nombre que debas recordar, eventos que se activan dependiendo de las decisiones de los personajes o cualquier cosa que consideres no debas pasar por alto.

Prepara los personajes que interpretarán tus jugadores, conócelos tu también. En algunos juegos de rol se pueden jugar con miniaturas, si es tu primera vez puede que no tengas ninguna y en este caso existen dos opciones. Una es improvisar unas que, si lo deseas podemos darte unos tutoriales prácticos para hacerlo y la otra es hacer una partida puramente narrativa.
Dentro de los juegos de rol puedes encontrar juegos enfocados al combate o juegos narrativos, dependiendo de que tipo de experiencia quieras obtener y tus recursos podrías optar por uno de estos dos.

Ten a la mano tus dados, papel y algo con que escribir. Aun que no es una regla, siempre es bueno hacer notas sobre lo que pasa en la partida. Si no tienes un set de dados, te recomendamos que pases a nuestra entrada sobre como hacer tus propios dados para jugar rol donde encontrarás lo necesario para hacer tu primer set de dados oficial de Ludoteca Virtual. 

Paso 3: Junta a un grupo de aventureros, La sesión cero.

primera partida para jugadores nuevos de rol


Ya conoces por lo menos las reglas básicas del juego de rol que elegiste, ya sabes como crear a los personajes y tienes los materiales necesarios  ya sea para una partida en persona o con herramientas online. Ahora solo queda formar el grupo que encarnará a los personajes que se enfrentarán a los peligros de  la aventura que preparaste. 

Primero decide un número de jugadores, para esto hay muchos factores  que considerar por ejemplo, la dificultad de la partida. 
Hay partidas que al inicio vienen con una descripción e en ella indica el numero de jugadores que se recomiendan para llevarla a cabo. Si es tu primera vez dirigiendo o incluso jugando puede que te resulte difícil dirigir a un grupo grande y en cuestiones generales se recomienda un grupo entre 2 a 5 jugadores además de ti, claro. 

Puedes empezar dirigiendo a tus amigos interesados en el mundo del rol, esto irá dándote confianza y te ayudará a ganar experiencia o bien puede adentrarte a lo desconocido y buscar jugadores en línea interesados. Es recomendable aclarar que eres un director de juego novato y no dudo que más de uno esté interesado en ayudarte. 

La comunidad del rol es una de las más bonitas que he visto, siempre hay gente dispuesta a ayudar.

Una vez ya tengas seleccionado al grupo con el que jugarás te recomendamos que los reúnas a todos en una sección previa, muchas veces llamada sesión cero, en donde podrás explicarles qué es lo que van a jugar, tal vez darles un poco de ambientación. Pueden crearse los personajes allí mismo o repartirse personajes pre generados que, muchas veces los manuales incluyen. 
Esta sesión te servirá para hablar con tus jugadores de lo que esperan y esperas en la partida, que cosas buscan con los juegos de rol y sobre todo que temas quieren tocar y con cuales no estrían cómodos al tratarlos. Incluso puede servir para hacer las presentaciones pertinentes si es un grupo de juego que no se conoce entre si.

Al ser un juego en el que los jugadores pueden hacer prácticamente lo que deseen es importante fijar límites desde un inicio, sobre todo para evitar que alguno se sienta incómodo o poner pesado el ambiente en mesa.

Aprovecha esta sesión para definir los horarios, acomódate con tus jugadores, ya sea que quieran partidas semanales o mensuales, definan una hora y un día en el que todos puedan jugar, ten en cuenta que por lo general una partida de rol abarca por lo menos más de 2 horas.

Consejos generales de dirección de juego.

A diferencia de lo que se cree, el master no es el enemigo de los jugadores. En los juegos de rol no se trata de ganar o perder sino de escribir una historia en conjunto, en toda buena historia los personajes viven adversidades, crecen, evolucionan y tu papel como director de juego es mostrarles el mundo que los rodea, describirles las acciones de sus actos y en base a las reglas del mundo que les rodea, reaccionar en consecuencia. 

No te pongas nervioso a la hora de interpretar personajes, si a ti o a tus jugadores les da pena en un principio darle voz propia a los personajes el clásico "mi personaje dice, mi personaje hace" siempre es útil sin embargo, conviene que tú, como director de juego comiences dando el ejemplo para que eventualmente a todos se les quite la pena y puedan interpretar mejor a sus personajes. 

Es importante mantener un ambiente de respeto en la mesa, respetar los turnos de cada uno, sus interpretaciones y su tiempo. Si bien esto es más cuestión de valores que de una mecánica del juego en si, siempre es importante tenerlo en cuenta.

Un consejo muy práctico es que pidas retroalimentación a tus jugadores una vez finalizada la partida, esto te ayudará sobre todo al inicio para que veas en que aspectos puedes mejorar y de lo que haces, que es lo que más les gusta a tus jugadores, siempre toma estos puntos de vista de buena manera, nadie nace sabiendo y es mu útil conocer la percepción de los jugadores.

Ser un buen master requiere de tiempo y dedicación, en este post abordamos pasos generales que te ayudarán a prepararte para tus primeras partidas. En futuros post entraremos en detalles en puntos clave que son el día a día para un director de juego y daremos consejos para ti y para tus jugadores basados en nuestra experiencia e investigación. 

Por parte del equipo de Ludoteca Virtual esperamos que te decidas a tomar el manto de amo del calabozo y comiences tus propias aventuras dentro de este maravilloso mundo de los juegos de rol.

Puedes comprar los juegos desde Amazon a buen precio, dando clic en los títulos o en las imágenes 👆. Además de poder ver más información. Estos enlaces son los que mantienen viva la página.

Si llegaste hasta el final, seguramente te gustó o al menos te entretuvo. Cuéntanos tus experiencias en los comentarios. Hagamos comunidad y síguenos en nuestras redes sociales para más contenido 😁.

Compartir en...

Publicar un comentario

0 Comentarios